• Camila Arbeláez

STOP calling it a dream. IT´S TIME to call it a PLAN!

Actualizado: 16 de ago de 2018


ANTES Y DESPUÉS

Para empezar este post, me devolví 4 años y medio en el tiempo. Así que esto va para todos los que apenas se están montando en el tren de la vida saludable, los que se desviaron del camino o los que pararon en alguna estación y quieren retomarlo. Todo con el fin de llenarlos de fuerza y mucha motivación!


VIVEFIT el inicio de todo

Me acuerdo que inicié con una amiga el primer mercado saludable en Montería. Lo teníamos en el estudio de mi casa. Desde chiquita vendí cosas (le saque el alma de paisa a mi papá): bolis de frutiño, helado con milo, vestidos de baño, salidas, pulseras, accesorios, pantalonetas, panes y ahora era el turno de esta tendencia nueva. Les hablo del 2013, apenas estaba empezando toda esta ola de bienestar de la que yo definitivamente no hacia parte! Lo mío eran las dietas locas (de la manzana, de la sopa y del agua de piña), trataba de cuidarme a punta de barritas llenas de azúcar y cereal con leche y frutas!! Vivía en lucha constante con las 3 “HARINAS” del almuerzo de mi casa y mis comidas livianas eran rollitos de jamón y queso. YO SE!! Estaba haciendo todo mal. En el colegio deberían enseñarnos lo que nuestro cuerpo verdaderamente necesita para funcionar, estar en forma y ser saludables!


VIVEFIT el inicio de todo

Les cuento un poquito más del mercado, se llamaba VIVEFIT (las fotos son algunos de mis post para que se contextualicen jajaja). Pedíamos todos los productos a otras ciudades, vendíamos el yogur griego de Pasco que pedíamos en cavas gigantes cuando no estaban en grandes superficies. Eso volaba! Teníamos galletas sin harina refinada, pan de centeno, cereal sin azúcar, leche de almendras, brownies conscientes, mantequilla de maní y todo menudeado jajaja. ¡Que lindos esos comienzos!

Para concluir la historia, yo me fui a estudiar mi maestría en Relaciones Públicas a Barcelona y me encargaba de las redes sociales, mientras mi socia vendía. Eso me exigía saber cada vez más sobre el tema, así no llevará un estilo de vida saludable. Porque si, hasta ese momento, seguía con las “dietas” en la semana y las desbordadas los fines de semana.


Al pasar del tiempo me di cuenta que quería saber más y más, aprender, preguntar, investigar, leer, indagar porque como suele pasar, estaba predicando pero no aplicando…. Me había subido de peso, estaba sufriendo del colón, no estaba contenta con lo que veía en el espejo, mi piel no era la misma y mi estado físico tampoco. Así que me lancé a PRACTICAR, APLICAR Y NO SOLO A PREDICAR. Ese es el tema de HOY:


¿Como llevar la intención a la acción?

MI RESPUESTA: con la planeación!!!!!!!!!!!!!!

fit planner

Las buenas ideas cobran vida cuando se escriben y si quieres LOGRAR un estilo de vida saludable, es indispensable esta parte…


Planear en este aspecto te ayudará a:

1. Bajar de peso

2. Detectar alimentos que no le caen tan bien a tu cuerpo

3. Mejorar tu relación con la comida

4. Mejorar tu autoestima

5. Curar enfermedades

6. Ahorrar $$$$

7. Simplificar y optimizar tu tiempo

8. Cuidar el medio ambiente generando menos desperdicios de comida


Ahora, cómo empezar?

Con mi experiencia, te quiero ayudar!


La motivación es clave, lo digo como experiencia propia… cuando empecé me sentía nublada, no tenía información clara, abusaba de las porciones, deje los carbohidratos por completo, entonces por supuesto, mi cuerpo NO funcionaba de la manera correcta. Caí en el error de los empaques: todo lo que viniera listo y dijera bajo en azúcar o alto en proteína, Camila se lo comía.


Abuse de los edulcorantes de sobres que acabaron con mi flora intestinal. Cambiaba comidas importantes por barras de proteína y me daba por vencida muy rápido.

No fue hasta cuando me senté a hacer un plan de alimentación consciente basado en mis necesidades y en ingredientes naturales, que pude lograrlo.

Lo llame “proyecto de vida sana” con el subtítulo: “vuelta a Colombia”. Eso me llenaba de motivación.


Fit planner

Mi paso número uno fue aprender cómo funciona mi cuerpo. Ya tenemos mucha información a la mano que nos permite conocer que hacen los diferentes tipos de alimentos en nuestro organismo. Solo así podremos tomar decisiones consciente a la hora de elegir.


El segundo, fue pensar en lo que quería lograr, mis metas y objetivos. Es clave hacerlos medibles. Que puedas hacerles "check" cuando los logres.


Así que aquí escribí:

*dejar de estar inflamada todo el tiempo

*que me quede el jean con el que llegué y ya no me cierra

*disminuir en medidas (no soy mucho de pesarme)… y la verdad es que el metro no lo utilice pero si la ropa y las fotos frente al espejo. Me permitieron ver los cambios del antes y del después.


Escribí también los hábitos que quería presentes en mi vida.

Los primero fueron:

*Vida SIN gaseosas, jamás volví a comprar una en el mercado para mi

*Por lo menos 2 litros y medio de agua al día. Dormía con un vaso de 750 ml en mi mesa de noche para que apenas me despertara fuera lo primero que viera. Así que ese vaso se volvió mi primera compañía del día, desde ese entonces hasta ahora.

*Acostarme temprano, ponía la alarma de mi celular para alcanzar a dormir 7 horas.

*Entrenar 5 veces a la semana. Ponía la alarma y en mi televisor la rutina del día. Lo hacía en la sala de mi casa, así no habían excusas!


Después de este paso me sentí completamente motivada. Era como si estuviera retando la mente y el cuerpo de manera positiva! Había una gran determinación en mí. Así viera los sueños y objetivos lejanos, sabía que eran completamente posibles.

Fue increíble sorprenderme de mi disciplina, movida ahora no por obligación, sino por la convicción y la determinación.

Habían nervios, ansias por resultados pero mucha autoconfianza.


Ley del intercambio

El tercer paso fue hacer una lista de lo que me gustaba comer, de esa lista saque otra de los ingredientes que me hacían daño y los empecé a cambiar… la mantequilla por el aguacate, la mayonesa por el humus, la leche entera por la del almendras, los helados por frutas, el arequipe por la mantequilla de marañón y asiiii…. Si!!! De ahí nace la ley del intercambio que un tiempo después fue bautizada de esa forma por mi hermana!!!

Me organicé. Saque lo que sabía que era una tentación y no me estaba haciendo bien y revise mi nevera para saber que había y que me hacía falta.


A partir de esas listas seguí con el cuarto paso, creé menús diarios muy saludables pero que disfrutara (desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde, comida). Mi inspiración fueron las redes sociales… Me

llenaron de información, recetas y emoción además… cada vez que quería probar una nueva era el mejor plan para mi… me acuerdo cómo me sentía y se me sale una sonrisa de oreja a oreja. Es increíble cuando haces las cosas con pasión! Si quieres inspirarte con recetas te dejo acá mi Instagram @tumejor__version estoy segura que te va a encantar!



Al cabo del tiempo empecé a compartir mis platos con personas cercanas, me di cuenta que me apasionaba mostrarle a los demás que comer saludable y rico era POSIBLE.

Tengo que ser sincera… a veces salían desastres que ni yo me comía pero poco a poco eso fue sucediendo menos y por el contrario me sorprendía con resultados espectaculares que me reafirmaban el camino.


camila arbelaez

A medida que empecé a cocinar de manera consciente, empecé también a escuchar mi cuerpo y sus necesidades, pero tengo que decirles que el camino es mucho más fácil escribiéndolo. La planeación hizo que fuera dando pasos pequeños hasta llegar a donde estoy ahora... Una gran estación del tren que me prepara para las siguientes. El tren no deja de avanzar, por el contrario cada ruta es una nueva enseñanza y un camino hermosos de aprendizaje.

Yo, que lo he vivido puedo decirte que un plan de alimentación te ayuda a descubrir tantas cosas! A veces en la comida, como en la vida, vamos con tanto afán que no nos detenemos a pensar en lo que le estamos dando a nuestro cuerpo… en la calidad de la gasolina para ese motor que te permite respirar.


A partir del día 1 hasta el día 44, baje 5 kilos (casi un kilo por semana). Lo logré y no solo lo hice por un tiempo. Esa fue la base para llevar 4 años y medio teniendo este estilo de vida donde los hábitos son el pilar fundamental que me permiten saborear ensaladas, helados y pizzas y disfrutar de lo saludable sin privarme de los gustos reales.


Aprendí que no es que TODO o NADA ENGORDE… Son las porciones que TU cuerpo y solo TU cuerpo necesita. Todos somos diferentes y como dicen “lo que para unos es un remedio, para otros puede ser un veneno”. Me di cuenta, que los edulcorantes me estaban enfermando, que comprar todas las frutas de un mes en un mercado era completamente inviable y que mi vaso de agua en ayunas era el mejor remedio para el estreñimiento. Que el helado de banano supero en todos los sentidos cualquiera de la calle, que la leche de almendras fue un gusto adquirido y que el ejercicio son endorfinas que ahora disfruto y no negocio.

Además descubrí lo rico y gratificante que es sentirse responsable con lo que le das a tu cuerpo!


Me encanta contar mi historia porque yo vengo del opuesto a lo que hago. Fue sin duda un cambio movido completamente por la convicción y la determinación. Un esfuerzo que dio resultado y lo veo reflejado.

Más allá de cuerpos y figuras perfectas, comidas perfectas o parámetros perfectos es tu salud física, emocional y mental. Es encontrar lo correcto para ti y disfrutar balancear.

Es enamorarte de cuidarte permitiéndote ser real!


“NO ESPERES LA OPORTUNIDAD PERFECTA, CREA LA OPORTUNIDAD PERFECTA”

Si decides empacar conmigo tu maleta y montarte en este tren de bienestar, por aquí te dejo algunos tips que te pueden a ayudar!

PORCIONES ALIMENTOS

1. Aprende sobre cómo funciona tu cuerpo

2. Proponte metas medibles

3. Emprende nuevos hábitos gradualmente

4. Planea tu menú semanal (varíalo cada día para no aburrirte)

5. Aprende recetas

6. Dale atención a tus horas de sueño y a tu hidratación

7. Tomate una foto para sorprenderte de tus cambios




planeador saludable


3,212 vistas
Camila Arbeláez

MI MEJOR VERSIÓN

 ¿QUIERES SER HEALTH COACH

e inspirar a otros a ser su mejor versión?

ACEPTAMOS